Oklahoma, www.OK.gov <{$map[0].NAME}>

Contact  |  A-Z Health Index  |  Events & Meetings

get adobe reader

Prevención de quemaduras y neuropatía diabética

  • La neuropatía diabética es un desorden nervioso causado por la diabetes.
  • Aproximadamente el 60% de la personas con diabetes sufren de algún tipo de neuropatía
  • La neuropatía periférica es el tipo de neuropatía más común. Causa daño a los nervios de las extremidades, especialmente de los pies.
  • Los síntomas comunes de este tipo de neuropatía son:
    • Adormecimiento o falta de sensibilidad al dolor o temperatura;
    • Hormigueo, quemazón, o picazón;  
    • Dolores agudos o calambres;
    • Sensibilidad extrema al tacto, aún a toques leves;
    • Perdida de balance y coordinación.
  • La neuropatía diabética puede disminuir la sensibilidad al dolor y temperatura, incrementando el riesgo de lesiones por quemaduras.
  • La mayoría de lesiones por quemaduras, donde una neuropatía diabética fue un factor contribuyente, fue debido a:
    • Al calentarse los pies cerca de un calentón o chimenea, o una cobija/almohadilla térmica;
    • Al sumergir o poner los pies dentro de agua que estaba muy caliente.
  • Algunos pacientes dejan sus pies por varias horas en agua caliente o cerca de fuentes de calor, porque ellos no pueden sentir que se están quemando.
  • La prevención y detección temprana es vital en el tratamiento de neuropatía periférica y complicaciones subsecuentes.
  • Debido a la pérdida de sensación causada por la neuropatía, las quemaduras o lesiones en los pies pueden pasar desapercividas y pueden convertirse en úlceras.
  • Aunque el área quemada puede ser pequeña, pueden suceder complicaciones y llevar a una amputación subsecuente.

Prevención

  • Examine cuidadosamente sus pies y dedos de los pies diariamente por quemaduras, llagas, moretones o infecciones.
  • Programe la temperatura de su calentón de agua en su casa, a no más de 120°Fahrenheit.
  • Pruebe la temperatura del agua con su codo/antebrazo antes de entrar en la bañera.
  • Lave sus pies diariamente, usando agua tibia (no caliente) y jabón neutro. Seque sus pies cuidadosamente con una toalla, especialmente entre los dedos de los pies.
  • Evite utilizar cobijas/almohadillas térmicas o botellas de agua caliente. Use calcetines si sus pies están fríos o pregunte a su médico por otros métodos que mejoren la circulación.
  • Para evitar quemaduras por fricción (ampollas), use zapatos que ajusten bien en sus pies, y permitan que sus dedos se muevan. Amolde gradualmente los zapatos nuevos, usándolos al principio por una hora a la vez. Use calcetines gruesos suaves y evite calcetas resbalosas, rotas o descocidas.
  • Evite caminar descalzo(a), especialmente en arena o pavimento caliente.
  • Pida a su médico que revise sus pies en cada visita, y llame a su médico si nota que una quemadura o llaga no sana bien.

Recursos del internet

Injury Prevention Service, OSDH, 1000 NE 10th Street, Oklahoma City, OK 73117
Fecha de revisión o modificación Abril 2012

Formato PDF

Creating a State of Health Logo